Columna de Gonzalo Márquez: «tod@s pueden jugar…»

En el marco del 31° Congreso Mundial FIEP: «Calidad y Calidez Educativa», participé entre otras disertaciones en la del profesor Eduardo Raffetto que preside la Asociación Argentina de Tenis para ciegos.

Fueron más de 3 horas en la cancha aprendiendo un deporte nuevo, si después de dar 22 años de clases de tenis en los distintos niveles y edades puedo afirmar que no sabía nada sobre que un ciego o una persona disminuida visualmente pueda jugar al deporte que enseñe tanto tiempo. Así que participé activamente de las actividades con los ojos vendados y pude aprender a incluir a más personas a este hermoso deporte. Un gran desafío.

Los materiales están adaptados, la cancha está marcada con cordones de 3 mm tapados con cinta de papel sobre los flejes para que la persona sienta o con su pie o con su raqueta el límite de la cancha, la raqueta es un poco más corta que la que usan los profesionales y la cancha es de medidas reducidas.

Con respecto a la pelota se juega con una pelota de goma espuma más grande que las normales y en su núcleo se encuentra una pelotita de tenis de mesa con perdigones o municiones que le dan el sonido a cada pique en la cancha. Los jugadores pueden pegarle hasta los 3 piques en su cancha. Hay en este momento un equipo que entrena para participar el próximo año en Italia en el mundial.

Una experiencia motivadora y de pleno aprendizaje sobre todo para reafirmar que TOD@S PUEDEN JUGAR…

/tenisparaciegosargentina               @tenisparaciegos

Dejanos tu comentario
noticiasnqn.com.ar