El intendente reconoció el trabajo de los guardavidas neuquinos


En el Día del Guardavidas que se conmemora hoy, el intendente Mariano Gaido reconoció a Miguel Leiva, rescatista con 30 años de servicio ininterrumpidos en los balnearios de la ciudad. “Miguel es el ejemplo del esfuerzo y de la tarea ejemplar que realizan nuestros guardavidas”, destacó el jefe comunal.

“A todos muchísimas gracias por el esfuerzo personal y familiar que hacen por su tarea que es tan importante. Cuántas vidas has salvado, cuántas vidas han cuidado para que nosotros podamos disfrutar la belleza del río Limay”, reconoció el intendente a los guardavidas neuquinos en nombre de Leiva.

Francisco Baggio, subsecretario de Medio Ambiente y Protección Ciudadana, quien acompañó a Gaido, planteó “estoy muy contento en este Día con la presencia del intendente en los balnearios, una vez más reconociéndonos el trabajo y especialmente a Miguel, el guardavidas con mayor cantidad de años en actividad, 30 años para la Municipalidad de Neuquén”.

Leiva hace 30 años que viene trabajando con continuidad cada temporada en los balnearios, pero en realidad comenzó a salvar vidas en 1986. Emocionado, contó que el reconocimiento “para mí es muy importante después de tantos años de trayectoria, de vocación porque yo lo tomo así, así lo llevo en la sangre. Somos hijos del Limay que me vio crecer”.

Se formó con Gustavo Fahler, impulsor de la creación de la primera escuela de guardavidas municipal cuando en la ciudad no existían profesionales formados. “Fahler era nuestro profesor, yo estaba muy entrenado y me tocó laburar desde las 9 de la mañana a las 4 de la tarde, un día que el río venía muy crecido”, recordó, “estábamos tomando mate, Fahler con su señora y amigas y guardavidas y como había un solo mate para tomar, me fui a la bomba”.

Continuó: “Estaba sentado lo más piola y de golpe veo a una persona, un camionero, que se estaba ahogando, en la lucha total. Así que analicé la situación, me tiré y lo saqué”. Relató que más tarde Fahler le preguntó que había estado haciendo: “saqué a un hombre que se estaba ahogando, le dije. Dejá de hinchar, me contestó, no se había dado cuenta de nada”.

Baggio destacó “el esfuerzo, el sacrificio propio y el de su familia, todos los días en la costa del río, es un momento muy feliz porque todos los compañeros y compañeros vinieron a participar de este reconocimiento”.

Comenta esta nota